MENTE ÁGIL

Leido hoy en el Pais semanal:

No es diferente un cerebro viejo que uno joven, tampoco el de un “Einstein” que el de una persona medianamente inteligente.

Independientemente de la genética, la diferencia está en el uso que hagamos del cerebro, es decir que si dejamos de lado la actividad intelectual durante largo tiempo, la lectura por ejemplo, nuestro cerebro se va anquilosando y va perdiendo las sinapsis establecidas, nuestro cerebro envejece.

Sin embargo, el cerebro tiene gran plasticidad y crea sinapsis nuevas cuando retomamos la actividad intelectual perdida.

El cerebro de una persona joven, un estudiante, no es más ágil que el de una persona mayor, es cierto que una persona joven contesta más rápido a las preguntas formuladas que una persona mayor pero esto se debe a que tienen más entrenamiento debido a sus estudios, exámenes, etc. También se debe a que el cerebro de una persona mayor cuando tiene que contestar tiene en cuenta la experiencia vivida, por esto mismo podríamos decir que el cerebro de una persona mayor en igualdad de actividad intelectual es mucho mas completo que el de una persona jóven.

Tenemos que mantener activo nuestro cerebro, no abandonando nunca los hábitos saludables como la lectura, no perdiendo el interés por lo que nos rodea, dormir las horas necesarias, hacer ejercicio ya que asi facilitamos que la sangre oxigene más el cerebro.

Según este mismo medio, es muy interesante jugar para mantenerlo en buenas condiciones, tanto juegos intelectuales: ajedrez, sudokus, crucigramas, etc. como todo tipo de juegos que nos hagan pensar o en los que intervenga en ellos la imaginación.

Un pensamiento en “MENTE ÁGIL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *