Una alimentación mas saludable

De Mercado Calabagío fantástica weblog de mercado y cocina de Carlos Dube
Es de todos sabido que para llevar una vida saludable lo más importante es no llevar una vida sedentaria, evitar malos hábitos de vida, dormir al menos 7-8 horas y como no, saber comer. No somos médicos ni aspiramos a ello, pero si cumpliéramos todas estas premisas sólo dejaríamos nuestra vida al amparo del entorno, la genética y por supuesto a la mala suerte. Pero como esto último sería otro debate, vamos a ir a lo referente a la buena alimentación.

Lo más importante de una buena alimentación es sobre todo saber comer, y no comer variado como dicen algunos, sí, es bueno comer variado pero sin más no significa que comamos bien, habría que puntualizar algunas cosas. Comer variado es importante por supuesto, pero siempre que ingiramos una gran proporción de alimentos frescos y naturales, porque aunque podemos incluir en nuestra dieta alimentos industriales, estos siempre hay que tomarlos en menor medida. Además la ingesta diaria es recomendable que sea escasa, sobre todo si se hacen labores de oficina, y si es posible distribuirla en varias comidas para que el metabolismo se nos ‘duerma’ y así no caer en el error del atracón, que de esto, mejor olvidarnos en la medida de lo posible.

Y lo mejor dicen que es escoger los alimentos correctos según horario e ingerirlos cada 3-4 horas, empezando (por ejemplo) a las 7:00am, y continuando a las 11:00, 14:00, 18:00, acabando a las 21:00, siendo la comida más fuerte la primera y la más escasa la última, y siempre estableciendo un margen antes de irnos a dormir.
¿Qué más hacer? pues muchas cosas, pero el objetivo de este post es éste, si os apetece podemos hacer aquí un pequeño foro para aportar hábitos saludables añadidos a los que ahora os enumeramos y así establecer una relación de propuestas sanas para llevar una dieta más saludable. Empezando por…

1. Evitar saciarse, quedarse siempre con un poco de hambre.
2. Reducir las grasas saturadas y eliminar las grasas trans de nuestra dieta, que a diferencia de las primeras además de aumentar el colesterol malo, disminuye el bueno.
3. Esto es muy bueno: “Desayunar como un rey, almorzar como un príncipe y cenar como un mendigo”, pero el desayuno sin pasarse (mirar aquí).
4. Reducir el consumo de productos industriales (salsas, conservas, refrescos etc) y sustituirlos por alimentos naturales que sean pobres en grasas y azúcares, y de bebida agua por supuesto.
5. Aumentar en nuestra dieta el consumo de verduras, frutas y legumbres.
6. Reducir el consumo de alcohol.