«Comed una al día y morid joven y feliz» (Dicho Escocés).

Escocia, un pequeño y hermoso país europeo, está felizmente libre de viejos. Los escoceses mueren jóvenes y no se cuelgan de sus pensiones por siempre como los japoneses centenarios, chupando la sangre de las generaciones más jóvenes. ¿Cuál es su secreto? La Dieta Escocesa, una antiquísima combinación baja en frutas y verduras frescas y alta en caramelos y confitería, en productos enriquecidos con grasas y en botanas dulces y saladas acompañadas de generosas cantidades de azúcar y alcohol.

Via meneame – de fxcuisine

EFICIENCIA Y EFICACIA

Eficacia (“hacer las cosas adecuadas”)
Eficiencia (“hacer las cosas bien”)

Casi nunca me he preocupado de la política igual que muchos Españoles.
Creo que la mayoría de nosotros lo único que sabemos de política, del Gobierno y de las Instituciones es lo que “nos van dando” en la tele y en los periódicos.

¿Es posible que este desinterés casi general sea propiciado por los políticos para que solo sepamos lo que a ellos les interesa que sepamos?.

En visperas de cualquier elección, los políticos se esfuerzan en hacernos ver lo buenos que son y lo malos que son los demás, nos hacen cientos de promesas pidiendonos el voto.

Y nosotros votamos, aunque muchas veces votemos al personaje que nos parece que tiene más carisma o votamos a un partido para que no salga ganador el partido que no nos gusta. Votamos aunque no sepamos muy bien lo que estamos votando.

Últimamente me da la sensación que nuestros políticos están interpretando una larga obra de teatro delante de todos nosotros en la cual cada uno representa su papel y cuyo motivo es conseguir el poder, no el bienestar y el buen gobierno del país.

Desde hace un par de años cuando empezó la crisis nos empezó a llegar información de hipotecas subprime, del desplome de las bolsas, de la vivienda, de los bancos. De la noche a la mañana nos enteramos que una inmensa cantidad de gente era víctima de especuladores, estafadores, y ladrones.

Grandes Bancos se arruinaban por su mala gestión y por su ambición sin límites, algunos de ellos tuvieron que ser apuntalados por los Estados con miles de millores de euros para que no se derrumbaran.

La locura constructora de España se vino abajo casi de la noche a la mañana y al poco empezaron a declararse en quiebra unas cuentas potentes empresas constructoras.

Las cifras del número de desempleados aumentaron desmesuardamente.
Se dejaron de pagar miles de hipotecas que tan alegremente concedían los bancos hasta ese momento.

Bastantes empresas pequeñas cerraban y continuan cerrando unas tras otras por no conseguir la financiación necesaria para seguir su actividad.

¿Donde estaban nuestro gobernantes?, ¿que estaban haciendo?,
¿por qué no previeron todo lo que se nos venía encima?
¿les estaba pasando lo que a nosotros que estabamos anestesiados con tanto bienestar?

Para tratar de detener esta caida se congela la pensión a nuestros jubilados y se reduce el sueldo de los funcionarios
Se habla de subir los impuestos, se reduce al mínimo la inversión en obra pública y se prohibe a las autonomías el endeudamiento a largo plazo.

Hoy que se habla tanto de que hay que reducir el gasto por que el pais se nos derrumba, y de las medidas para reducirlo, recuerdo los casos de corrupción que han florecido estos dos últimos años, en su mayor parte inducidos o con la intervención de algunos políticos.
Leo las quejas de periodistas y algunas (muy pocas) de políticos de la oposición de que la reducción del gasto pasa por que nuestros políticos controlen el despilfarro de las instituciones públicas y de sus directivos y que es necesario (yo creo que obligatorio) que hagan que estas sean EFICACES Y EFICIENTES.
Que no se malgaste nuestro dinero, el de todos los contribuyentes y que se utilice en mejorar nuestro país creando un auténtico estado de bienestar, que se gaste en investigación, en protección social, en salud, etc.
Hay que pedir responsabilidades a la Administración, si se hace mal se ha de pagar por ello, si se gestiona mal nuestro dinero deben responsabilizarse de ello y no solo con la pérdida de nuestros votos.

Todos debemos denunciar públicamente lo que se está haciendo mal
Aplaudo iniciativas como ésta:
Escándalo y despilfarro en las televisiones autonómicas
Todos debemos hacer lo mismo y denunciar todo lo que se esté haciendo mal.
Despertemos y preocupemos por lo que es nuestro, no dejemos que nos gobierne cualquiera.

Exijamos a nuestros políticos