Faro en Cleveland – Ohio

El invierno ha llegado con antelación a este faro, ubicado cerca de Cleveland en Ohio, los vientos árticos han cumplido con su labor, y han convertido esta estructura en una figura de hielo, totalmente impracticable por supuesto, ya cuando llegue la primavera, si no pasa nada, volverá a orientar a las naves en el mar. Visto en Latrola.net donde podreis encontrar alguna foto más.


Migracion de mariposas Monarca a México


Millones de mariposas monarca pasan el frío invierno en los cálidos bosques de Oyamel de Michoacán y del Estado de México, formando grandes colonias (hasta veinte millones), tras recorrer más de 5000 kilómetros dejando atrás las frías montañas de Norteamerica. Recorren 120 kilómetros en un solo día.

Las monarcas habitan la fronteriza de Canadá y los Estados Unidos en el periodo estival. Pero al terminar el verano. el frio y la escasez de alimento las obligan a desplazarse hacia el sur, buscando algo de calor.

Hay tres rutas migratorias. Las monarca que viven entre el Pacífico y las Montañas Rocosas se dirigen hacia California. Las que habitan entre el Atlántico y los Grandes Lagos vuelan hasta llegar a Cuba. La tercera ruta parte de la zona ubicada entre las Montañas Rocosas y los Grandes Lagos, y desciende hasta México via la Sierrra Madre Oriental, llegando a los estados de México y Michoacán.
Fotografía de National Geografic.
Texto de Teimagino.com

Fiestas de Sant Miquel en la Barceloneta

De regreso a casa hemos pasado por La Barceloneta que celebra las fiestas de San Miguel.
Es costumbre engalanar la calles.

Half Dome.

El gitantesco domo, conocido como la “media cúpula” por su forma, se encuentra en el borde oriental del valle de Yosemite dentro del Parque Nacional del mismo nombre en California, Estados Unidos. La altura de la cresta de roca por sobre la base del nivel del valle es de nada menos que 1.440 metros, un mirador natural que hoy es visitada por cientos de senderistas a diario.
Half Dome Trek 16
Ronnie Macdonald

Miles Sabin

Vicente Villamón

Thomas Kriese

Juanjo Bazán
Actualmente, el número de senderistas que ascienden el Half Dome es de un promedio de 800 por día. La caminata, puede comenzar desde el fondo del valle para completarse en una jornada. La parte más empinada son los últimos 120 metros finales, el tramo resguardado por lo cables de acero, fijados a la roca con postes metálicos. Una vez en la cumbre, podremos relajarnos un tiempo, descansar y disfrutar de las vistas hacia el valle. En cuanto a las precauciones, si bien los riesgos son mínimos, hay mucho que respetar: desde el año 1919, se han producido cinco caídas mortales desde el sendero hacia la cima.

Los días más concurridos, suelen ser en fines de semana de verano, cuando más de 1.000 excursionistas lo suben en un solo día. El número, llega a ser tan elevado que los responsables del cuidado del parque decidieron regular su número otorgando permisos para los fines de semana y días festivos. Por ello, se recomienda solicitar el permiso para ascender al Half Dome con al menos una semana de anticipación.
Leer y ver todas las fotos en: 101 Lugares increibles