Un punto azul pálido

Leido en AbadíaDigital.com

punto-azul-palido

La nave espacial Voyager 1 tomó el 14 de febrero de 1990 una de las fotografías más importantes de la historia de la era espacial. Por aquel entonces, la sonda de la NASA llevaba 12 años y medio viajando a través del Sistema Solar y se encontraba a más de 6.000 millones de kilómetros de nosotros.

Desde esa posición, una de sus cámaras captó la Tierra apenas como una mota en la inmensidad del espacio. De los 640.000 píxeles individuales que componen la imagen original, nuestro planeta ocupa menos de 1. Es el puntito azul claro, casi indistinguible, que aparece marcado en medio de la franja de tonalidad anaranjada. De ahí que la instantánea recibiera el nombre de “Un punto azul pálido”.

Cuando tomó la fotografía, la Voyager 1 había dejado atrás la órbita de Plutón y continuaba su incansable travesía hacia la heliopausa y el espacio interestelar. La distancia que la separaba de la Tierra era tal que las imágenes tardaron casi 5 horas y media en llegar hasta las estaciones de la NASA a pesar de viajar a la velocidad de la luz.

voyager-1-punto-azul-palido

Años más tarde, el astrónomo Carl Sagan relató de manera magistral en el libro Un punto azul pálido: una visión del futuro humano en el espacio el significado de esta imagen:

Desde este lejano punto de vista, la Tierra puede no parecer muy interesante. Pero para nosotros es diferente. Considera de nuevo ese punto. Eso es aquí. Eso es nuestra casa. Eso somos nosotros. Todas las personas que has amado, conocido, de las que alguna vez escuchaste, todos los seres humanos que han existido, han vivido en él. La suma de todas nuestras alegrías y sufrimientos, miles de ideologías, doctrinas económicas y religiones seguras de sí mismas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de civilizaciones, cada rey y campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y padre, cada niño esperanzado, cada inventor y explorador, cada profesor de moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, cada santo y pecador en la historia de nuestra especie ha vivido ahí —en una mota de polvo suspendida en un rayo de sol.

La Tierra es un escenario muy pequeño en la vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre vertida por todos esos generales y emperadores, para que, en gloria y triunfo, pudieran convertirse en amos momentáneos de una fracción de un punto. Piensa en las interminables crueldades cometidas por los habitantes de una esquina de este píxel sobre los apenas distinguibles habitantes de alguna otra esquina. Cuán frecuentes sus malentendidos, cuán ávidos están de matarse los unos a los otros, cómo de fervientes son sus odios. Nuestras posturas, nuestra imaginada importancia, la ilusión de que ocupamos una posición privilegiada en el Universo… Todo eso es desafiado por este punto de luz pálida. Nuestro planeta es un solitario grano en la gran y envolvente penumbra cósmica. En nuestra oscuridad —en toda esta vastedad—, no hay ni un indicio de que vaya a llegar ayuda desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos.

La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próximo, al cual nuestra especie pudiera migrar. Visitar, sí. Colonizar, aún no. Nos guste o no, por el momento la Tierra es donde tenemos que quedarnos. Se ha dicho que la astronomía es una experiencia de humildad, y formadora del carácter. Tal vez no hay mejor demostración de la locura de la soberbia humana que esta distante imagen de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos los unos a los otros más amable y compasivamente, y de preservar y querer ese punto azul pálido, el único hogar que siempre hemos conocido.

Un láser desde el Teide hasta la estación espacial

Visto en la página oficial de la ESA.

ESA_s_Optical_Ground_Station_laser_tags_ISS_large

El futuro de la comunicación espacial ha sido iluminado por este ensayo, un haz láser emitido desde la Estación Óptica Terrena (OGS, siglas en inglés) de la ESA en el Observatorio del Teide, en Tenerife, hasta la Estación Espacial Internacional.

Naciones Unidas ha declarado 2015 elAño Internacional de la Luz y de las Tecnologías basadas en la Luz, http://www.light2015.org/Home.html, y las actividades empiezan esta semana.

En un futuro próximo se usará láseres de forma rutinaria como base de las comunicaciones de banda ancha con misiones espaciales.

La iluminación de la Estación Espacial con láser, que tuvo lugar el pasado mes de octubre, http://www.esa.int/spaceinimages/Images/2014/09/ESA_OGS_Laser_Test muestra cómo funcionarían este tipo de sistemas.

La Estación orbita la Tierra a unos 400 Km de altura, pero la OGS de la ESA también ha establecido enlaces láser a distancias mayores – en concreto con la misión LADEE, mil veces más lejos, y con la misión Alphasat en órbita geoestacionaria, a 36.000 Km-.

En la próxima década el programa europeo Copernicus para vigilancia de la Tierra generará grandes cantidades de datos sobre el medio ambiente, que serán enviados a Tierra con los satélites EDRS European Data Relay System (EDRS).

El pasado noviembre, un ensayo con un láser entre Alphasat y el satélite de la ESA Sentinel-1A demostró que es posible intercambiar 1.8 Gbit de datos por segundo, con un diseño esclable a 7.2 Gbit/s en el futuro.
Enlace original

Marte solo a 92.000.000 de kilómetros de la Tierra

Visto en Enlace retirado
La Tierra y Marte a sólo seis meses en abril

Los dos planetas se encontrarán a una distancia de 92 millones de kilómetros, algo que en términos astronómicos se considera cerca.
Además la Tierra, el planeta rojo y el Sol formarán una línea casi recta.


La Tierra y Marte están convergiendo hacia un encuentro cercano. La distancia entre los dos planetas se está reduciendo a unos 300 kilómetros por minuto. Cuando esta convergencia culmine a mediados de abril, el abismo que existe entre la Tierra y Marte se habrá reducido a sólo 92 millones de kilometros, una distancia pequeña en la vasta escala del sistema solar.

Los astrónomos llaman a este evento una “oposición de Marte “, porque Marte y el Sol están en lados opuestos del cielo. Marte sale por el este al atardecer, y se eleva casi a lo alto del cielo a medianoche, con su brillo naranja quemado casi 10 veces más brillante que el de una estrella de primera magnitud.
Ocurre cada 26 meses

Las oposiciones de Marte ocurren cada 26 meses. De un encuentro similar en el siglo XIX, el astrónomo Percival Lowell escribió que “Marte resplandece sobre el fondo oscuro del espacio con un esplendor que eclipsa a Sirio y rivaliza con el mismo gigante Júpiter”.

Hay dos fechas de especial significación: El 8 de abril es la fecha de la oposición, cuando Marte, la Tierra y el Sol están dispuestos en una línea casi recta.

Si las órbitas de Marte y la Tierra fueran perfectamente circulares, el 8 de abril también sería la fecha de máxima aproximación. Sin embargo, las órbitas planetarias son elípticas, por lo que la fecha real de máximo acercamiento no llega hasta casi una semana después.

El 14 de abril, la Tierra y Marte estarán en su distancia mínima : 92.000.000 kilometros, un vuelo de seis meses para los cohetes más veloces de la NASA. Esa noche no habrá ningún problema para encontrar a Marte. La Luna marcará la posición del planeta rojo , en la constelación de Virgo, proporcionando un “hito” inconfundible en el cielo de medianoche .

Sorprendentemente, en la misma noche que Marte está más cerca de la Tierra , habrá un eclipse total de Luna. La luna llena del 14 al 15 de abril se pondrá roja como el propio planeta rojo.

Space Oddity

De Microsiervos

Chris Hadfield deja con gran estilo el mando de la Estación Espacial Internacional
CambioMandoISSMayo2013
Un apretón de manos entre Chris Hafvield y Pavel Vinogradov marcó el traslado del mando

Tal y como estaba previsto Chris Hadfield ha cedido su puesto como comandante de la Estación Espacial Internacional a Pavel Vinogradov, ya que está previsto que Hadfield vuelva a Tierra el 13 de mayo de 2013 a bordo de la Soyuz TMA-07M junto con Roman Romanenko y Thomas Marshburn.

La estancia de Hadfield a bordo de la Estación ha sido significativa porque ha sido la primera vez que un canadiense ha estado al mando ya no solo de una nave espacial sino de la Estación Espacial Internacional.

Pero mucho más que por eso y por su trabajo como astronauta a bordo de la Estación en mi opinión ha destacado por su actividad en las redes sociales, especialmente en Twitter como @Cmdr_Hadfield, donde prácticamente todos los días comentaba cosas de su vida a bordo de la Estación, compartiendo fotos, vídeos, e incluso audio.

Y esta versión de Space Oddity adaptada a su retorno al final de su misión es el puntazo definitivo:

Chris Hadfield deja con gran estilo el mando de la Estación Espacial Internacional

Lo he dicho muchas veces, pero el contacto directo que permiten Twitter y otras redes sociales entre los que hacen ciencia y el público es una de las mejores cosas que le ha pasado a ala divulgación de ciencia en los últimos tiempos.
Enlace original

Un asteroide de 60 metros ‘volará’ bajo los satélites

El 15 de febrero, la roca pasará a la mínima distancia con la Tierra.
Alicia Rivera Madrid 22 ENE 2013 – EL PAIS Sociedad
1358876659_472720_1358876804_noticia_normal
Uno de los telescopios automáticos de vigilancia del cielo instalados en la sierra de La Sagra (Granada). / OAM.

Un asteroide de tamaño considerable se acerca a la Tierra. Es una roca de unos 60 metros de diámetro, se llama 2012 DA14 y el próximo 15 de febrero se acercará a la superficie de nuestro planeta hasta una distancia de 27.000 kilómetros, lo que significa que volará por debajo de los satélites de telecomunicaciones, que están en órbita a 36.000 kilómetros de altura. “El 2012 DA14 es el objeto celeste de este tipo que más se acercará a la Tierra de los conocidos hasta el momento”, afirma uno de sus descubridores, Jaime Nomen, del Observatorio Astronómico de Mallorca (OAM).

No chocará con nuestro planeta, no hay peligro, pero si un objeto de estas características cae en el mar provoca un tsunami colosal, y si se estrella en el suelo hace un cráter de un kilómetro de diámetro. Con una energía liberada en el impacto de entre cinco y 10 megatones tendría efectos devastadores a escala regional, aunque no equiparables a los efectos globales del asteroide de 10 kilómetros que desencadenó la extinción masiva, incluida la de los dinosaurios, hace 65 millones de años. Por tamaño, más peligroso que el 2012 DA14 sería el ya famoso Apophis, con sus 300 metros de diámetro; pero pasará algo más lejos, a unos 32.000 kilómetros, en 2029.

El próximo 15 de febrero, telescopios en todo el mundo, desde los más grandes hasta los de aficionados, estarán pendientes del asteroide. “Será difícil seguirlo porque pasará a gran velocidad, a 10 kilómetros por segundo, lo que significa que cada minuto cubrirá en el cielo una distancia equivalente al diámetro de la Luna”, advierte Nomen. 2012 DA14 no será apreciable a simple vista porque es demasiado pequeño y oscuro, pero se verá con prismáticos.
La historia de este objeto, en los registros astronómicos, comenzó en la noche del 22 de febrero del año pasado, cuando uno de los tres telescopios automáticos instalados en la Sierra de la Sagra (Granada) y operados por el OAM, captó, entre las miles de imágenes que toman cada noche un objeto inusual por su alta velocidad angular. Los especialistas hicieron los primeros análisis y enviaron los datos a la Unión Astronómica Internacional, cuyo Centro de Planetas Menores (en EE UU) coordina este tipo de información. A los pocos días, el seguimiento del objeto 2012 DA14 permitió calcular su orbita. En el momento del descubrimiento estaba 4.300.000 kilómetros.

El 97% de los Objetos Próximos a la Tierra, conocidos internacionalmente como NEO (Near Earth Object), se descubren en EE UU, sobre todo con cuatro grandes programas de vigilancia del cielo financiados por la NASA y la Fuerza Aérea (USAF) y heredados de la guerra fría, cuando estos sistemas seguían los satélites soviéticos. Pero el 2,5% de los NEO se descubren desde España, por los expertos del OAM, explica Nomen. El Rastreo Astronómico de La Sagra (LSSS, por sus siglas en inglés) ha encontrado, en cinco años, unos 6.500 asteroides lejanos, siete cometas y 65 NEO.
Los expertos descartan el riesgo de colisión con nuestro planeta
“Con las primeras observaciones de un objeto de este tipo se hace un cálculo preliminar de órbita que ayuda a localizarlo de nuevo en el cielo y así, sucesivamente, con más datos, vas precisando su trayectoria”, explica el ingeniero Miguel Belló-Mora, especialista en estos cálculos de mecánica celeste y director de la empresa espacial Elecnor Deimos. “En los modelos de computación tienes que contar con todos los efectos del Sol y de los planetas, así como de la presión de la radiación solar; nosotros incluso integramos los efectos de los 5.000 asteroides más grandes”, añade. La precisión que se logra es enorme, de apenas unos centenares de kilómetros en la distancia de la Tierra al Sol. Así, los últimos cálculos determinan en 27.000 kilómetros, con error de más/menos 300 kilómetros, la distancia de paso de 2012 DA14, es decir, poco más de dos diámetros terrestres (la Luna está a 32 diámetros terrestres). Y han descartado el riesgo de colisión… esta vez.

El paso junto a la Tierra, debido a la gravedad, alterará la órbita del asteroide, explica Nomen. Ahora, la roca sigue una órbita circular alrededor del Sol, algo más excéntrica que la terrestre, y la completa en 366 días. “Pero tras este paso, por las perturbaciones gravitatorias, su órbita se reducirá a entre 317 y 320 días; el objeto se irá alejando en los próximos años, después se acercará de nuevo y, dentro de miles de años, tal vez acabe chocando con nosotros”, añade el experto del LSSS.

Con la Tierra colisionan objetos celestes de todos los tamaños. La inmensa mayoría son granos de polvo y pequeñas partículas de roca que se queman en la atmósfera produciendo las estrellas fugaces. Los que son mayores de 10 metros pueden suponer ya una amenaza. Pero ahora es posible no solo verlos venir y calcular el riesgo que entrañan, sino también diseñar estrategias para desviarlos o destruirlos. Precisamente, Belló-Mora lidera la misión Don Quijote de la Agencia Europea del Espacio, en fase de estudio, para lanzar un proyectil a un asteroide y desviarlo, junto con una sonda que estudie el impacto.

El OAM y Elecnor Deimos han organizado, para el 13 de febrero, en Cosmocaixa (Madrid), una jornada de divulgación sobre 2012 DA14. Mientras tanto, sus descubridores siguen pensando en un buen nombre para este NEO. “Según las reglas internacionales, tiene que ser algo que se entienda bien en todas las lenguas y sin alusiones comerciales, políticas o religiosas”, señala Nomen.

Conjunción Luna – Júpiter


The Galilean Satellites of Jupiter are clearly visible just above a halo around the Moon, seen over central Italy on January 21, 2013. Credit: Giuseppe Petricca
Last night, the Moon and Jupiter snuggled up in the sky, coming within 29 arcminutes of each other. This will be the closest conjunction of these two bodies in the sky until 2026. The waxing gibbous Moon and the gas giant planet made for a great pair in the western night sky, and some astrophotographers, like Giuseppe Petricca in the image above, were also able to capture some of the Moons of Jupiter as well.
Pinchar en el enlace para ver ampliadas las fotos.

Read more: http://www.universetoday.com/99561/astrophotos-jupiter-and-the-moon-conjunction/#ixzz2IplBqvaN

Timelapse del descenso de la sonda Huygens en Titán

Visto y leido en Microsiervos

Una de las misiones espaciales más emocionantes de los últimos años fue el aterrizaje de la sonda Huygens en la superficie de Titán, no tanto por la cantidad de datos que esta obtuvo durante el descenso y los 90 minutos que sobrevivió una vez posada, sino porque, por primera vez en muchos años, llegábamos a un mundo nuevo. Y hasta la fecha es también el más lejano al que hemos llegado.

Huygens: Titan descent movie es un timelapse de lo que veía la cámara del Descent Imager/Spectral Radiometer durante el descenso y hasta después de tocar tierra.

Las imágenes incluyen la sombra del paracaídas cuando se lo lleva el viento tras desprenderse de la Huygens y el efecto del calor generado por la sonda en la fría atmósfera de Titán.

Lo malo es que dado que la misión Cassini-Huygens fue lanzada el 15 de octubre de 1997 su diseño y equipos de a bordo son de principios – mediados de los 90, con lo que la resolución de la cámara es de sólo 516×387 pixeles.

Nada que ver con las de Curiosity o de la Messenger, por citar un par de misiones más modernas.

Y aún después de todos estos años Cassini, por su parte, sigue dando vueltas alrededor de Saturno, recogiendo ingentes cantidades de datos.

(from APOD).